Hugo es uno de esos clientes que nos encanta tener. Tiene muy buen pelo, confía totalmente en nosotras y le gusta innovar. Siempre da gusto recibirle y verle irse con una sonrisa, repartiendo besos y apuntando su próxima cita.

Hace un par de semanas, vino a vernos con ganas de un cambio de look. Nada demasiado agresivo ni exagerado, pero que se notase. Eso fue todo lo que nos dijo; a partir de ahí, nos dejó hacer. Era la primera vez que se ponía en manos de Nadia, así que en cierto modo era como empezar de cero. Y eso fue lo que hicimos.

Antes de coger las tijeras, revisamos juntos nuestro lookbook, para acotar lo más posible el espectro de looks en el que nos íbamos a mover. Su cara es fina y alargada, de facciones delicadas y con una nariz con mucha personalidad; pedía a gritos un corte fresco y desenfadado, para potenciar esas lineas tan claras y darle un aire arreglado pero informal. Nos encantan ese tipo de chicos que parece que acaban de levantarse de la cama y se han olvidado de afeitarse, pero que en realidad controlan cada pelo al detalle.

 

La elección final fue una mezcla entre un faux hawk suave y un despeinado de laterales ligeramente rebajados. Patillas anchas como continuación de la barba de tres días, flequillo hacia delante y acabado desenfadado con cera moldeadora. Tanto él como nosotras nos quedamos muy contentos, con ganas de repetir.

¿Qué os parece a vosotras? ¿Habrías hecho la misma elección? Se admiten sugerencias, que le transmitiremos a Hugo la próxima vez que venga. Nos encanta escucharos, MadRoomers ?

Clicka para valorar este artículo
[Total: 0 Media: 0]