Llega el verano y comienza la época de SOL y es cuando más exponemos todo nuestro cuerpo a los rayos solares con la consecuencias de quemaduras que degeneran nuestra piel. Y sobre esto es lo que hoy hablamos en el blog de The MadRoom.

Muchas veces por pereza o despreocupación no protegemos la piel como es debido, o en otros casos por una exposición no controlada y ello nos conlleva a la consecuencia de quemaduras. Muchas veces estas quemaduras son leves pero no deben ignorarse ni banalizarse, ya que pueden llegar a complicarse. Por eso hay que saber que cuidaos posteriores hay que llevar a cado para regenerar la piel.

La quemaduras solares aparecen tras una sobreexposición a los rayos ultravioleta B y provocan síntomas  al momento o incluso a las 72 horas. Lo normal, son eritemas leves con descamación, acompañado de dolor y dependiendo el caso, con ampollas.

Nuestra primera recomendación, llevar siempre protector solar y aplicarlo media hora antes de la exposición solar. Incluso si no vas a tomar y sol, pero vas a pasear con ropa de manga corta debes aplicártelo.

Pero lo de lo que vamos hablar hoy es de cómo regenerar la piel después de haber sufrido una quemadura.

En el momento de la quemadura lo primero es aplicar agua fría durante varios minutos, ya que limita su expansión y alivia el dolor. Luego hay que cubrir con una apósito estéril y una crema cicatrizante.

Tratamiento para regenerar la piel

Y una vez que la piel esté mejor y sólo presente síntomas de enrojecimiento debemos aplicar una crema reparadorapara así ayudar a nuestra piel a regenerarse. Debe ser una crema con principios activos como sucralfato, cobre y óxido de zinc.

Importante, debemos huir de los remedios caseros y todo aquello que contenga anestésicos locales (benzocaína) y otros fármacos sensibilizantes, ya que existe el riesgo de dermatitis de contacto alérgica.

Aplicamos la crema seleccionada sobre la zona quemada y la dejamos que haga efecto unos diez minutos. Luego, podemos aplicar algún AfterSun para que hidrate y aporte sensación de alivio a la piel.

Hay que repetir estos cuidado no sólo hasta que desaparezca el rojez sino durante 28 días ya que ese es el periodo que nuestra piel tarda en regenerarse naturalmente.

Pero no solo hay que aplicarse una crema hay que llevar a cabo varias medidas, como no exponer al sol la piel quemada. Consejo que es difícil de seguir en plena temporada de verano, pero si lo vas hacer por favor unas un protector solar especifico a base de activos minerales que no se absorben y no provocan escozor.

Y por otro lado, podemos ayudar a este proceso regenerador de la piel cuidándonos desde dentro con la alimentación.

  • Alimentos ricos en Vitamina E:actúa contra la oxidación celular y ayuda a la regeneración de la piel (brócoli, espinacas, yema de huevo, avena…)
  • Frutas con Vitamina C:nos ayuda a estimular la producción de colágeno (mango, frutos rojos, kiwi…)
  • Alimentos ricos en Betacaroteno:actúan como reparador celular natural y evita que la piel se deshidrate (zanahoria, calabaza, albaricoque, melocotón…)
  • Agua:el beber unos 2 Litros de agua diarios ayudar a que los tejidos de la piel estén bien hidratados.

Salón de belleza

pide cita

Y por último, una vez que ha desaparecido por completo la rojez y la molestia de piel y como complemento perfecto puedes realizarte algún tratamiento específico en cabina, como el tratamiento corporal “DiamondRose” de Natura Bissé que exfolia, nutre y regenera la piel. O el tratamiento facial “S.O.S. Sensibilidad” para pieles que se encuentran sensibilizadas o el tratamiento “AquaInmersion” basado en la filosofía de las “3R”: renovación, recuperación y reparación.

Todo estos son nuestros consejos desde The MadRoom Madrid pero como dice el refrán “es mejor prevenir que curar” por eso no salgas a la calle o vayas a la playa sin tu protector solar.