Hoy en The MadRoom vamos hablar de un tema muy común, pero a la vez en el que existen muchas dudas. Te vamos a explicar cómo quitar la manicura permanente y cómo quitar la manicura semipermanente, ya que son dos procesos que requieren especial cuidado y delicadeza para que todo sea perfecto.

Como decíamos, es un tema que muchas clientas nos preguntan y por ello hoy vamos a compartirlo contigo. Además debemos de decir que es un tema muy delicado, ya que el proceso de retirado de los esmaltados si no se realiza bien y con los productos adecuados puede llegar a afectar a la calidad de nuestras uñas y de la piel.

Pero también antes de nada debemos aclarar otra de las grandes dudas a la hora de denominar a los tipos de esmaltado, es decir ¿cuál es la diferencia entre manicura permanente y semipermanente?

Cuando hablamos en término profesional de SEMIPERMANENTE estamos hablando del esmaltado más común dentro de los esmaltado “permanentes”. En la calle, las clientas y en muchos centros se le suele llamar “esmaltado permanente”. Este es el que tiene una duración de unos 15 días aproximadamente.

Y el concepto real de PERMANENTE es tal y como dice su nombre, “permanente” y es la opción más duradera. Y lo podemos encontrar con diferentes materiales: acrílico, porcelana o el más común, el GEL. Y en todas estas opciones podemos trabar la extensión y forma de la uña.

[ Puedes saber más sobre estas diferencias puedes leer nuestro artículo en el que ya hablado de este tema ]

CÓMO QUITAR EL LA MANICURA SEMIPERMANENTE

cómo quitar la manicura permanente y semipermanente

Éste tipo de esmalte permanente tiene una retirada más sencilla pese a que sea bastante duradero. Lo primero que debes hacer para quitar la manicura semipermanente es tener todas las herramientas a usar y son: acetona (que debe ser de calidad ya que es un producto agresivo), Remor Wrap ó papel de aluminio y algodón, una lima, un remodor, aceite para uñas y crema hidratante para uñas.

El proceso es sencillo, empezamos limando con una Lima de Esmeril de 150/150 para eliminar el brillo del producto.

A continuación vamos a coger los Remover Wrap, que son los envoltorios específicos para este trabajo o podemos hacerlos con un poco de papel de aluminio y algodón, los impregnamos con un poco de acetona (nosotros recomendamos Loosener de LCN) y lo dejamos actuar sobre las uñas durante aprox. de 5 a 8 minutos.

Pasado este tiempo, retiramos los Remover Wrap y con la ayuda de un utensilio removedor eliminamos lo que quede de producto.

Importante: nunca tires o limes tras el recubrimiento de aluminio, ya que puede provocar desgastes o heridas.

Y ahora lo más importante, después de todo este proceso hay que mimar un poco las uñas y la piel. Recomendamos aplicar un buen Nail Oil en uñas y cutículas. Y para acabar una crema de manos.

pide cita

CÓMO QUITAR EL LA MANICURA PERMANENTE

En este caso, que sería retirar las uñas de gel, uñas de porcelana o uñas acrílicas recomendamos que no lo hagáis en casa ya que es un proceso que requiere de productos específicos y sobre todo de saber hacer, de buena profesionalidad para poder retirar estos tipos de esmaltados sin dañar a la uña.

Recuerda, lo más importantes es la salud y aunque no lo parezca las uñas tienen vida, son parte de nuestro cuerpo y hay que cuidarlas. Cómo siempre, en The MadRoom Madrid, como especialistas en servicios de manicura, quedamos a vuestra disposición para cualquier consulta.

Clicka para valorar este artículo
[Total: 1 Media: 5]